+34 854 70 87 91 Lunes- Viernes 10:00–14:00 / 17:00–20:30 / Sábados 10.30 - 13.30 /  Av. de las Ciencias, 16, 41020 Sevilla, España
Hasta Pronto Amigo

La vida es maravillosa, sin embargo hay situaciones menos fáciles…

En mi profesión como Agente Inmobiliario trato con muchas personas y tengo la oportunidad de conocer a mucha gente. Debido a esto me suceden cosas muy buenas y otras menos buenas…

Hace poco vendimos una vivienda a una pareja de mediana edad que se vinieron a la zona nueva de Parque Alcosa con el motivo de estar cerca de su hija y sus nietas. Les enseñamos sólo 1 piso y se lo quedaron al instante, estaban muy ilusionados y tenían cierta urgencia ya que habían vendido su anterior vivienda y tenían que encontrar una con rapidez.

Hicimos todo lo posible por agilizar el papeleo lo máximo posible ya que les urgía muchísimo. Eso hizo que habláramos cada día para saber que novedad había sobre el papeleo.

Por mi personalidad, suelo convertir a mis clientes en Amigos y ya incluso nos contamos temas personales. En este caso también fue así y tuve el placer de compartir con Pedro sus aficiones y de contarnos ambos muchas cosas e incluso de conversar sobre Amigos en común.

Al fin firmamos el piso, y esta pareja quedó encantada.

Días más tardes Pedro (ya como propietario) y yo acudimos al centro de Sevilla a recoger la escrituras, pagar los impuestos y terminar el papeleo de cierre de una compraventa. Fuimos los 2 juntos todo el rato y me empezó a contar que se encontraba mal, que estaba muy cansado y que necesitaba irse unos días fuera. Lo invité a desayunar, le hice reír, y hablamos de lo maravillosos que son sus 2 hijos y que él se derretía con sus nietas.

Todo marchaba bien y Pedro estaba encantado, de hecho quedamos en que me devolvería la invitación la semana próxima.

Todo esto fue un Viernes….

El Lunes nos llama su hija y nos comunica que Pedro había fallecido el Sábado, un infarto se lo había llevado.

Mi dolor fue grande, y por desgracia no es la primera vez que me pasa con clientes y me imagino que no será la última.

Por suerte su mujer es joven, guapa, Alegre y le va a venir muy bien el nuevo piso para cambiar de aires.

Desde aquí Pedro te agradezco que me enseñes lo importante que es la familia… espero que algún día allí arriba me devuelves el desayuno.

D.E.P

Deja un comentario

Menú de cierre